*

EDITORIALES
Rotemburgo, una ciudad de cuento de hadas

Una ciudad que parece salida de los cuentos de hadas podría ser para muchos el lugar ideal para pasar la luna de miel. Rotemburgo, en el centro de Alemania, llenaría estas características.

Calles estrechas y adoquinadas, casas de dos plantas con tejado de dos aguas pintadas de colores vivos, con balcones de herrería y macetas con flores adornándolos es lo que se puede ver.  La ciudad está rodeada por una muralla y en sus calles hay emblemáticas torres con reloj, por las cuales se pasa a través de arquerías.

1 / 8


Uno de los jardines de Rotemburgo
Las calles estrechas con las casas de colores y su torre


Además, incluso, parecería que el tiempo se detuvo. Los comercios son pequeños locales en los que se encuentran jamones, vinos, frutas y verduras. Los hoteles de sus principales vías poseen letreros de “antaño” que cuelgan hacia la calle con alguna figura hecha en herrería.

En verano sus jardines son impresionantes y acogedores, además de permitir vistas espectaculares de la ciudad. Se dice que la gente de esas zonas, castigadas por los crudos inviernos, aprovechan los días largos del verano para cultivar sus jardines, los cuales resultan llenos de color.

En esa ciudad pueden encontrarse iglesias luteranas y católicas, las cuales conservan decoración y figuras sacras de la edad media. Un impedible es visitar la plaza principal donde en las horas en punto de su reloj principal salen simpáticas figuras.

Si no habláramos de cuento de hadas, hablaríamos de Navidad. Las “villas navideñas” parecen inspiradas en ella e incluso existen tiendas donde siempre es Navidad y se pueden encontrar los más variados adornos de esta época.

Si está en tus posibilidades y has encontrado al “príncipe azul”, Rotemburgo es un destino a tomar en cuenta.- JESSICA RUIZ

Sociales es el suplemento del Diario de Yucatán donde encontrarás los principales eventos sociales de Yucatán.
© Derechos reservados, 2018. yucatan.com.mx - Grupo Megamedia.