*

EDITORIALES
Los vestidos de novia que han dejado huella en el cine

Hollywood es una de los sitios en los cuales crear historias inolvidables es su principal motor, desde historial reales hasta ficticias y en géneros como comedia, romance, terror y hasta acción, el amor entre los personajes principales no puede faltar en dichas cintas pero a pesar de tener una gran historia y excelentes personajes,  es necesita cerra con broche de oro estas historias, por ello los cineastas recurren a las bodas.

Las bodas en el cine son momentos cumbre de muchas historias, ver como al fin la pareja protagonista por fin puede estar junta y realizar el sueño de vivir juntos por siempre juntos es de los momentos más esperados por el espectador. Aunque siendo sinceros no sólo el enlace de los personajes principales se a quedado marcado, también los icónicos vestidos que las novias del cine han usado; hoy les presentamos algunos de estos modelos que han dejado huella por su belleza o por convertirse en los protagonistas de la película.

1 / 23


Sarah Jessica Parker en "Sexo en Nueva York (2008)". A pesar de la complejidad y exageración del diseño, se agotó en horas cuando salió a la venta en la famosa web Net-À-Porter.
Uma Thurman en "Kill Bill: Vol. 1 (2003)". Nada tenía que ver el diseño de las promociones con el que llevó el día de su intento de boda.
Maureen O’Hara en "El hombre tranquilo (1952)". Adele Palmer captó a la perfección la sobriedad irlandesa para el vestido de la testaruda Mary Kate. Con su increíble encaje se considera, junto al de "Sucedió una noche", uno de los vestidos más bonitos de bodas cinéfilas.
Katherine Heigl en "27 bodas". La película fue muy taquillera debido a su gran sentido cómico y a la trágica pero divertida historia de una "dama de honor" que sueña con casarse.
Blancanieves (Espejito espejito, 2012) con Julia Roberts como villana. El traje de novia fue fruto de una colaboración entre la diseñadora Eiko Ishioka y Swarovski. El vesido de la "madrastra" necesito más de 100.000 cristales de Swarovski, en veinte tonalidades diferentes, bordados sobre el traje.
Mamma Mia (2008) con Amanda Seyfried "Sophie" quien esta por casarse pero no sabe quien es su padre así que invita a 3 posibles para descubrir quien la llevará al altar.
Kristen Dunst es una adicta a las bodas y en la película (Melancolía, 2011) nuevamente se convierte en una novia que se casa antes de un "preapocalipsis".
Kristen Dunst (María Antonieta, 2006). Milena Canonaro se llevó un Oscar por el espectacular diseño de este vestido.
"Bodas dobles: Lo que el viento se llevó (1939)". Walter Plunkett creó los vestidos de esta boda doble de la soberbia Escarlata O´Hara (Vivien Leigh) y la modesta Melania (Olivia de Havilland) .
[REC]3 con Leticia Dolera. Para la realización Rosa Clará tuvó que confeccionar hasta 9 vestidos para que el equipo de [REC]3 los sometiera a distintos desgastes y estropicios. Este fue el principal.
Kristen Stewart en Crepúsculo: Amanecer. Parte 1 (2011). La casa de bodas Alfred Angelo sacó a la venta una réplica del diseño de alta costura de Carolina Herrera que lució Kristen Stewart pero esté estuvo a la venta por mucho menos que el original.
Sadie Frost en "Drácula" de Bram Stoker (1992). La diseñadora japonesa Eiko Ishioka se dio a conocer en esta película por la que se llevó un Oscar.
Natalie Portman en "El ataque de los clones (2002)". De estilo medieval y diseñado por Trisha Biggar.
Novias medievales: Vanessa Redgrave en "Camelot (1967)". Este vestido que Vanessa lucío a penas unos minutos costó aprox. 12.000 dólares.
Anne Hathaway y Kate Hudson en "Guerra de novias (2009)". Los dos diseños fueron confeccionados por Vera Wang: el de Kate Hudson inspirado en uno de su colección de 2006 y el de Anne Hathaway, en uno de 2005.
"Y Los caballeros las prefieren rubias (1953)", Con Marilyn Monroe. Este vestido logra superar en gusto y preferencia del público al impresionante vestido rosa con guantes y lleno de diamantes que Travilla creó para que Marilyn cantara en esta película Diamonds are a Girl’s Best Friend.
Lauren Bacall en "Cómo casarse con un millonario (1953)". Travilla fue el diseñador de casi todos los míticos vestidos de la filmografía de Marilyn Monroe. El que llevaba de novia Lauren Bacall era más ese estilo Monroe.
Elizabeth Taylor en "El padre de la novia (1950)". En el remake de 1991 con Steve Martin copiaron hasta el vestido de boda que llevaba la actriz Kimberley Williams-Paisley.
Claudette Colbert en "Sucedió una noche (1934)". Un vestido de seda, con flores en el escote y manga corta, fue uno de los diseños más copiados en los años 30.
Rita Hayworth en "Desde aquel beso (1941)". Una película de mucho éxito y en la que lució el vestido de novia más clásico de todos los que uso en pantalla, (en "Gilda" se casó de negro).
Katharine Hepburn en "La mujer del año (1942)". Adrian, diseñador de vestuario de un centenar de pelícuas desde el cine mudo, creó este vestido para el estilo sobrio de Katharine Hepburn y la austeridad de los años 40.
Grace Kelly en "Alta sociedad (1956)". Helen Rose, una de las diseñadoras de vestuario más famosa en plantilla en la MGM hasta los años 60 y ganadora de dos Oscar fue quien realizo esta belleza.
Audrey Hepburn en "Una cara con ángel (1957)". Givenchy, le creó este vestido de mucho vuelo y por encima del tobillo, estilo años 50.


Sociales es el suplemento del Diario de Yucatán donde encontrarás los principales eventos sociales de Yucatán.
© Derechos reservados, 2018. yucatan.com.mx - Grupo Megamedia.